NEBULIZACIÓN

NEBULIZACIÓN No hay productos en esta categoría

Acondiciona tu terraza o jardín con un nebulizador y disfruta de una temperatura agradable a pesar de las altas temperaturas. Este sistema pulveriza gotas de agua que al entrar en contacto con el aire absorben el calor, refrescando el ambiente. Son capaces de reducir la temperatura hasta 10°C. 

TIPOS DE NEBULIZADORES

Existen dos tipos de nebuliz...

Acondiciona tu terraza o jardín con un nebulizador y disfruta de una temperatura agradable a pesar de las altas temperaturas. Este sistema pulveriza gotas de agua que al entrar en contacto con el aire absorben el calor, refrescando el ambiente. Son capaces de reducir la temperatura hasta 10°C. 

TIPOS DE NEBULIZADORES

Existen dos tipos de nebulizadores que se diferencia básicamente en el tamaño de las gotas:

-De baja presión: indicados para jardines, terrazas e invernaderos domésticos. Funcionan con una presión mínima de 3,5 bares y pulverizan unas pequeñas gotas (de unas 300-400 micras de diámetro). 

-De alta presión: indicados para uso profesional: negocios de hostelería, instalaciones públicas... Necesitan una bomba de agua ya que trabajan con una presión a partir de 70 bares. Esta presión permite atomizar el agua y transformarla en gotas más pequeñas y finas (inferiores a 50 micras) que no llegan a mojar.

VENTAJAS

• Climatizan tu terraza o jardín. Reducen la temperatura ambiente hasta 10°C.

• Son un sistema que apenas gasta energía y agua. Un nebulizador con 6 toberas de 0,3 mm consume aproximadamente 3 litros de agua por hora.

• Es muy fácil de instalar. 

• Purifican el ambiente. Eliminan los olores y contribuyen a precipitar el polvo, el polen y otras partículas en suspensión del aire. 

• Respetuosos con el medio ambiente. No emiten gases contaminantes ni tóxicos. 

• Programable. Algunos incluyen un temporizador que te permite seleccionar la frecuencia del pulverizado.

MANTENIMIENTO

Utiliza agua potable para garantizar la salubridad. Si quieres utilizar agua de un pozo o aljibe debe pasar por un tratamiento depurativo previo.

Si lo que quieres es refrescar el ambiente, no mantengas el nebulizador encendido de forma continua. A mayor humedad del ambiente, menor rendimiento del nebulizador. 

Al terminar el periodo estival conviene retirar las boquillas y cerrar los orificios con tapones. Si vas a dejar instalado el circuito vacíalo completamente para que no lo estropeen las heladas. 

Más

¡Lo más vendido!