Close
RIEGO ENTERRADO

RIEGO ENTERRADO No hay productos en esta categoría

El riego enterrado es un sistema automático que te permite programar el riego y despreocuparte de realizar manualmente esta tarea de cuidado de tu jardín. Consiste en un circuito de tuberías conectadas a un programador y a los diferentes emisores de riego. El diseño adecuado del proyecto es esencial para ello debes tener en cuenta el tamaño de tu jardín, las zonas a regar, el caudal y presión necesarias y las necesidades hídricas de tus plantas. 

VENTAJAS

• AHORRO AGUA: La instalación enterrada reduce las pérdidas de agua por evaporación superficial. En los meses cálidos programa el riego a primeras horas de la mañana o por la noche y contribuirás también a disminuir las pérdidas de agua por evaporación. 

COMODIDAD: El sistema enterrado funciona de manera automática y programada.

• El riego se produce de forma uniforme y gradual, de forma similar a una lluvia suave.

ESTETICA: La instalación está enterrada y no se ve.

INSTALACION DE RIEGO ENTERRADO

 Riego enterrado



La instalación de riego enterrado está compuesta por una red de tuberías que desemboca en emisores de riego, situados a ras de suelo y que se elevan 5 o 10 cm gracias a la presión del agua. 
Las tuberías y los conectores necesarios para crear el itinerario de la red (uniones, codos, piezas en forma de T, collarines…)se encargan de transportar el agua desde la toma o grifo hasta los difusores y turbinas. Fabricados en polietileno, se entierran a unos 20-30 cm de profundidad. 

La electroválvula se conecta al programador de riego y abre y cierra el paso de agua. Necesitarás tantas electroválvulas como zonas o sectores de riego. Las electroválvulas pueden funcionar a pilas (no requieren cables) o conectadas a la red eléctrica. En este segundo caso es preciso contar con una caja estanca para la conexión. Existen también electroválvulas con el programador integrado. Las electroválvulas van en el interior de una arqueta para proteger el sistema y facilitar el acceso. 
Los emisores de riego se clasifican en difusores o turbinas:

Difusores. Indicados para alcanzar áreas de hasta 5 m, proyectan una cortina continua de agua en forma de pequeñas gotas. Existen modelos de alta eficiencia que reducen el consumo de agua en hasta un 30%. Puedes regular el ángulo de riego que puede ser desde 1 a 360°. Para ajustar el ángulo del difusor también puedes utilizar toberas: boquillas que regulan el arco de riego. 

Turbinas. Indicados para cubrir zonas superiores a 5 m. Se mueven mientras lanzan el chorro de agua, recorriendo de ida y vuelta un ángulo que se puede regular manualmente y suele abarcar entre 25 y 360°. 

Close